Cómo recuperar un mail que no deberías haber enviado

ordenadores

Pongamos que le escribes un mail a Sergio en el que criticas a Santi. Eso pasa. Todos lo hacemos. Pero los dos nombres comienzan por S y como estás pensando en ambos (le hablas a uno del otro), te confundes y se lo envías a Santi, en lugar de a Sergio.

Este incidente sólo se puede solucionar si te das cuenta en seguida. En cuanto le das a enviar y tras esa fracción de segundo durante la que te quedas muy quieto y muy blanco, has de gritar “NOOOOOOOOOOOOOOO” mirando al monitor. Después has de saltar en cámara lenta frente a él, con el pecho señalando a la webcam. De este modo interfieres con la wifi y te colocas entre el correo electrónico y Santi.

Caes al suelo, aturdido, y notas un golpe a la altura del corazón. Justo allí, en el bolsillo de la camisa, es donde tenías el móvil. Desbloqueas la pantalla y compruebas que te ha llegado ese mail a ti y que no tienes por qué preocuparte: Santi jamás sabrá que le criticas a sus espaldas.

Entonces suspiras, aliviado, pero todavía con el pulso tembloroso. Si no hubieras llevado el móvil en el bolsillo de la camisa, donde sólo lo llevan los señores mayores, ese mail habría impactado contra tu pecho Y TE HABRÍA MATADO.

(Fuente de la imagen).

Anuncios

TEST: Cómo eres según tu superhéroe favorito

superman

No cabe duda de que los superhéroes están de moda. Quizás en tiempos como los que corren [INSERTE AQUÍ TRES O CUATRO FRASES SOBRE LA NECESIDAD DE HÉROES EN TIEMPOS DE CRISIS, UNA CRISIS QUE NO ES SÓLO ECONÓMICA]. Pero no todos son iguales, aunque predominen los huérfanos que tienen problemas para relacionarse con las mujeres. De hecho, quién es tu superhéroe favorito dice mucho de ti. Mucho más de lo que puedas imaginar:

Batman: Tienes un problema de sobrepeso, más de 30 años y vives con tus padres. Tu madre llora algunas noches pensando que no le vas a dar nietos y no puede olvidar a aquella novia que tuviste a los 22 y a la que casi besaste. Estudiaste informática o cualquier cosa parecida, no sé, una ingeniería, física, matemáticas… Cualquier carrera en la que hubiera un mínimo de siete chicos por cada chica. Jugabas a rol de adolescente y aunque ya lo dejaste hace no muchos años, sigues conservando tanto los libros, como los dados, como el acné. Dedicas al menos un par de horas diarias a los videojuegos, ya sea jugándolos o publicando críticas, pistas y guías en foros y en tu blog. Estás ahorrando para ir a la Comic-Con de San Diego disfrazado de Batman. Te van a despedir si sigues dibujando tu fanzine en el trabajo. Por cierto, en la oficina muchos piensan que un día te plantarás allí con una escopeta y te liarás a tiros.

Spiderman: Tienes un problema de sobrepeso, más de 30 años y vives con tus padres. Tu madre llora algunas noches pensando que no le vas a dar nietos y no puede olvidar a aquella novia que tuviste a los 22 y a la que casi besaste. Estudiaste informática o cualquier cosa parecida, no sé, una ingeniería, física, matemáticas… Cualquier carrera en la que hubiera un mínimo de siete chicos por cada chica. Jugabas a rol de adolescente y aunque ya lo dejaste hace no muchos años, sigues conservando tanto los libros, como los dados, como el acné. Dedicas al menos un par de horas diarias a los videojuegos, ya sea jugándolos o publicando críticas, pistas y guías en foros y en tu blog. Estás ahorrando para ir a la Comic-Con de San Diego disfrazado de Spiderman. Te van a despedir si sigues dibujando tu fanzine en el trabajo. Por cierto, en la oficina muchos piensan que un día te plantarás allí con una escopeta y te liarás a tiros.

Superman: Tienes un problema de sobrepeso, más de 30 años y vives con tus padres. Tu madre llora algunas noches pensando que no le vas a dar nietos y no puede olvidar a aquella novia que tuviste a los 22 y a la que casi besaste. Estudiaste informática o cualquier cosa parecida, no sé, una ingeniería, física, matemáticas… Cualquier carrera en la que hubiera un mínimo de siete chicos por cada chica. Jugabas a rol de adolescente y aunque ya lo dejaste hace no muchos años, sigues conservando tanto los libros, como los dados, como el acné. Dedicas al menos un par de horas diarias a los videojuegos, ya sea jugándolos o publicando críticas, pistas y guías en foros y en tu blog. Estás ahorrando para ir a la Comic-Con de San Diego disfrazado de Superman. Te van a despedir si sigues dibujando tu fanzine en el trabajo. Por cierto, en la oficina muchos piensan que un día te plantarás allí con una escopeta y te liarás a tiros. Eres gay.

Linterna verde: ¿Linterna verde? ¿En serio? ¿Eso existe? ¿Y si se junta con Destornillador azul, Martillo rojo y Llave inglesa morada forman el valiente grupo de superhéroes conocido como La caja de herramientas?

Lobezno: Tienes un problema de sobrepeso, más de 30 años y vives con tus padres. Tu madre llora algunas noches pensando que no le vas a dar nietos y no puede olvidar a aquella novia que tuviste a los 22 y a la que casi besaste. Estudiaste informática o cualquier cosa parecida, no sé, una ingeniería, física, matemáticas… Cualquier carrera en la que hubiera un mínimo de siete chicos por cada chica. Jugabas a rol de adolescente y aunque ya lo dejaste hace no muchos años, sigues conservando tanto los libros, como los dados, como el acné. Dedicas al menos un par de horas diarias a los videojuegos, ya sea jugándolos o publicando críticas, pistas y guías en foros y en tu blog. Estás ahorrando para ir a la Comic-Con de San Diego disfrazado de Lobezno. Te van a despedir si sigues dibujando tu fanzine en el trabajo. Por cierto, en la oficina muchos piensan que un día te plantarás allí con una escopeta y te liarás a tiros.

Catwoman: Tienes un problema de sobrepeso, más de 30 años y vives con tus padres. Tu madre llora algunas noches pensando que no le vas a dar nietos y no puede olvidar a aquel novio que tuviste a los 22 y al que casi besaste. Estudiaste informática o cualquier cosa parecida, no sé, una ingeniería, física… Cualquier carrera en la que hubiera un mínimo de siete chicos por cada chica. Jugabas a rol de adolescente y aunque ya lo dejaste hace años, sigues conservando tanto los libros, como los dados, como el acné. Dedicas al menos un par de horas diarias a los videojuegos, ya sea jugándolos o publicando críticas, pistas y guías en foros y en tu blog. Estás ahorrando para ir a la comic-con de San Diego disfrazada de Catwoman. Te van a despedir si sigues dibujando tu fanzine en el trabajo. Por cierto, en la oficina muchos piensan que un día te plantarás allí con una escopeta y te liarás a tiros.

Mi favorito es Batman y, guau, da hasta miedo lo mucho que acierta este test 🙂

Mariano Rajoy está muerto y tenemos 18 pruebas

BNq5KOYCUAAWpY_

Mariano Rajoy está muerto. No me refiero a que sea un cadáver político, que también, sino que falleció hace al menos meses y nos lo están intentando ocultar. Y tengo pruebas, o al menos indicios y pistas, que una vez unidos nos dan una idea clara de lo que realmente está ocurriendo con el presidente:

  1. Sus apariciones públicas más destacadas son a través de pantallas, con lo que podrían ser grabaciones.
  2. Esta táctica no puede sostenerse continuamente, dado que incluso los ciudadanos menos avispados que yo hubieran acabado sospechando, por lo que el gobierno en ocasiones recurre a un doble. Por desgracia para el Partido Popular, este actor apenas puede memorizarse los guiones y no está capacitado para improvisar, como probó el famoso “la segunda ya tal”.
  3. Recordemos otro lapsus de Rajoy o, mejor dicho, de su doble. En mayo de 2013, el actor que le interpreta en el Parlamento se subió al estrado y comenzó su discurso diciendo: “Señor presidente del gobierno, señores y señoras diputados…” Nadie puede olvidar que es presidente de un gobierno. A no ser, claro, que no lo sea.
  4. De ahí que se haya decidido posponer cualquier sesión de control al gobierno hasta septiembre. No es que el PP tenga miedo de Bárcenas, no, en absoluto, se mean en la boca de Bárcenas, pero claro, necesitan preparar una estrategia para enfrentarse a este problema.
  5. Muchos medios han titulado esta noticia con expresiones como “El PP tumba etcétera”. ¿Se trata acaso de una advertencia velada al gobierno, ahora que muchas empresas de comunicación están pasando por momentos económicos difíciles y necesitan publicidad institucional? Probablemente.
  6. Por cierto, sólo en 2012 el PP se negó a quince comparecencias de Rajoy.
  7. Y en los primeros diecisiete meses de su presidencia, Rajoy sólo convocó cinco ruedas de prensa en España.
  8. La delegada del gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, asegura que Bárcenas es una “losa para el PP”. La tercera acepción de losa es sepulcro de cadáver.
  9. Examinemos las recientes declaraciones de Esperanza Aguirre: “Si ha habido corruptos, tenemos que descubrirlos”. Todo el mundo ha dado por supuesto que se refería a la corrupción espiritual de los sobornos y los sobres, pero ¿y si se refería a quitar la sábana que cubre el cuerpo ya corrupto del presidente?
  10. Aguirre estaba con Rajoy durante el famoso accidente en helicóptero. ¿Murió Rajoy en este accidente y Aguirre lo sabe? 
  11. Esto explicaría por qué, a pesar de su exagerada ambición, Aguirre no puede hacer pública la muerte del presidente: ella misma forma parte de la conspiración para ocultarla.
  12. De hecho, es muy probable que Mariano Rajoy no haya llegado vivo ni a jurar el cargo. Recordemos que muchas de las iniciativas de su gobierno van en contra del programa electoral con el que se presentó a las elecciones, comenzando por las subidas de impuestos, incluido el IVA. ¿Acaso Rajoy fue asesinado por una facción enemiga de su propio partido? No puedo afirmarlo con seguridad, por lo que diremos que hay un 98% de posibilidades de que haya sido así.
  13. Pedro J. Ramírez tampoco ha dejado de hacer insinuaciones en su diario, siempre en apoyo de Esperanza Aguirre. Recientemente El Mundo publicaba un artículo sobre las escasas respuestas del gobierno, titulado “Silencio en El Escorial”. Recordemos que Felipe II ordenó la construcción del Monasterio de El Escorial y decidió morir y ser enterrado allí.
  14. ¿Y qué hay de Rubalcaba? Sin duda, también sabe algo y de ahí el reciente acuerdo al que ha llegado con el gobierno. Sus últimas declaraciones resultan asimismo sospechosas: “El tiempo no va a arreglar las cosas”. Todos sabemos que lo único que no tiene solución es la muerte.
  15. El 11 de febrero de 2013, la prensa recogía un supuesto error de Moncloa, que había enviado un comunicado que decía: “Pésame Rajoy por fallecimiento Rajoy”. Se explicó que en realidad se quería hacer referencia a Eugenio Trías, pero es bastante más sensato pensar que el gobierno iba a admitir la muerte del presidente, pero se echó atrás en el último momento.
  16. Rajoy tiene una cuenta en Twitter, que lleva “su equipo“. Los tuits que escribía él mismo iban firmados como MR. Si no me equivoco, el último tuit que ha firmado es del 24 de noviembre de 2011. ¿No tiene tiempo para juntar un máximo de 140 caracteres, incluyendo la firma? Sospechoso.
  17. The Economist publicaba en octubre del año pasado un reportaje en el que se calificaba a Rajoy de “misterioso” y se decía que “sus problemas” estaban “empeorando”. ¿Problemas de salud? Seguro, porque también se aseguraba que España podría quedar atrapada “en una espiral de la muerte”.
  18. En febrero de este año, era el Financial Times quien lanzaba insinuaciones, al asegurar que “Mariano Rajoy se enfrenta a la batalla de su vida”, expresión que se usa a menudo en referencia a quien acaban de diagnosticar un cáncer.

Puede que ninguna de estas pruebas sirviera de algo en un tribunal, pero una vez se examinan todos estos indicios en conjunto, resulta muy difícil creer que Rajoy siga vivo. Quizás murió en el accidente de helicóptero, quizás de cáncer, puede que ahogado en su propia saliva mientras dormía. No hay forma de saberlo, al menos aún. Pero no cabe duda de que el gobierno ha de dar un paso al frente y reconocer esta verdad, para después convocar elecciones que se disputen entre candidatos relativamente vivos.

España puede enfrentarse a la inestabilidad, pero no a las mentiras.

(Fuente de la foto al doble de Rajoy mostrando cara de acongoje).

Cosas tuyas

Landscape

A: ¡SOCORRO! ¡NO ME MATES!

B: ¿Yo? No sé de qué hablas…

A: ¡Me estás clavando un cuchillo en el pecho!

B: Pero qué dices, ¡esto es un peine!

A: ¡Basta, estoy sangrando!

B: Anda, exagerado.

A: ¡NO! ¡BAJA LA PISTOLA! ¡AAAAH! ¡ME HAS DADO EN LA BARRIGA! ¡AAAAAAH!

B: No digas tonterías, yo estoy aquí tan tranquilo, esperando al autobús, pensando en mis cosas.

A: ¡Pero si estamos en mi casa!

B: Yo no tengo la culpa de que el autobús pase por aquí. Reclama al ayuntamiento o a quien sea.

A: ¿Qué es eso? ¿Qué me das?

B: Agua.

A: Ah, gracias, veo que has entrado en razón… ¡Sabe amarga!

B: Es que el agua de grifo de Barcelona es un asco.

A: ¡Me has envenenado!

B: ¿¡Yo!? ¿Pero por qué dices eso? Me estás ofendiendo con estas acusaciones infundadas.

A: ¡Al menos hazlo rápido! ¡Basta ya de tanto sufrimiento! ¿Qué haces con esa cuerda?

B: Nada, nada; me estoy atando los zapatos.

A: ¿Pero tú crees que la lámpara aguantará?

B: Los zapatos, te digo.

A: ¡Ah! ¡Suéltame! ¡No! ¡No quiero morir ahorc…! Au… Te dije que no aguantaría.

B: ¿El qué?

A: Estoy sangrando por todas partes, tengo el estómago revuelto, me he torcido el tobillo, me has roto la lámpara…

B: En serio, no dices más que tonterías. ¿No tendrás fiebre?

A: ¡AH! ¡BASTA! ¡NO! ¡EN LA CARA, NO! ¡SUELTA LA SARTÉN!

B: Jajaja, qué humor más raro tienes.

A: Mif dientef…

B: Jajaja…

A: ¡Qué me estás echando! Huele a… ¿Es gasolina?

B: No, hombre, si fuera gasolina y te tirara esta cerilla por encima, arderías en llamas.

A: ¿Se puede arder en otra cosa que no sea llamas? ¡AAAAH! ¡AAAAAH! ¡QUEMA! ¡POR FAVOR! ¡AYÚDAME! ¡AAAAAH! ¡Aaaah…! Menos mal que rodando se ha apagado… Duele… Llama a una ambulancia, por favor. ¿Qué haces? ¿Dónde me llevas? Suéltame.

B: Yo no te llevo a ningún lado. Vas tú solo. Yo te sigo.

A: No, por la ventana, no. ¡No! ¡Para! ¡Aaaaah!

B: ¿Qué dices? No te oigo.

A: Jajaja… Vivo en un primero… Jajaja… Sólo me he roto las dos piernas y varias costillas.

B: En serio, no entiendo lo que me estás contando. ¿Te encuentras bien?

A: ¿Eso es mi piano?

B: ¿Un piano? No hombre, no, ¿qué haría yo con un piano?

A: ¡NO! ¡NO ME LO TIRES ENCIMA! ¡NO!

B: Deja de inventar cosas, que me estás preocupando.

A: Ha caído sobre el lado izquierdo. Aún sigo vivo. Me duele todo, excepto lo que ya no siento, pero sigo vivo. ¿Qué es eso?

B: El móvil.

A: ¿Le estás quitando la anilla a una granada?

B: Que no, que es el móvil. Me ha llegado un guadsap.

A: ¡Ah! ¡Socorro! ¡Señora, corra, es una granada! Ah no, era el móvil.

B: Si te lo estoy diciendo. Mira qué foto más graciosa me han enviado. Es un perro.

A: Ah, pues sí. Jejeje… Envíamela.

B: Voy.

A: ¡NO ERA UNA FOTO DE UN PERRO! ¡ERA UNA GRANADA! ¡AH! ¡SOCORRO!

(Se oye una explosión. Mueren A y la señora).

B: Anda, coño, si tenía razón él. Si le estaba asesinando. Anda. Fíjate.

(Fuente de la imagen).

Instrucciones para colgar un cuadro

diy

Para colgar un cuadro necesitarás:

-Un cuadro.

-Un clavo.

-Un agujero.

Es cierto que puedes hacerte un agujero a mano, pero lo más fácil es comprarse uno ya hecho. Se pueden adquirir en cualquier ferretería y vienen en packs de seis. Al fin y al cabo, también podrías fabricarte tus cuadros y tus clavos, pero la mayoría de la gente no lo hace. La civilización consiste en gran medida en la división del trabajo.

Hay tres o cuatro empresas importantes en el sector de los agujeros. Se encargan de fabricar agujeros para todo tipo de usos: para colgar cuadros, para el queso gruyère, para huir de prisiones, para tu camiseta favorita, para todo. También fabrican agujeros de gusano y agujeros negros, pero de esos no suelen tener en las ferreterías de barrio porque son más bien caros. En El Corte Inglés sí que hay. Sirven para colgar cuadros, pero en otras épocas o dimensiones.

El problema con los agujeros prefabricados es que si no los usas en un tiempo razonable (pongamos uno o dos meses), se dan de sí. Guardé los últimos cuatro que me sobraron en el cajón del escritorio y un día entré en el despacho y me encontré con que la mesa se había caído por uno de esos hoyos.

Fue muy complicado arreglar el lío: tuve que meter medio cuerpo en el agujero, abrir el cajón del escritorio, sacar el agujero y guardarlo en una bolsa. Después tuve que salir del agujero y de la bolsa, arrastrando la mesa. Y aún tenía que deshacerme de aquellos cuatro agujeros. Los llevé a un descampado, no sin dificultad (me caí un par de veces en uno de ellos) y los llené de tierra. Pero claro, al llenarlos de tierra, dejé otro hoyo enorme al lado.

Por suerte, un par de semanas más tarde me tocó la lotería y pude tapar ese agujero con billetes. Me sobró un poco de dinero y lo metí en un queso porque del queso me gusta todo menos los agujeros, que no me saben a nada.

Algunas retransmisiones deportivas sinceras

retransmisiones

Fútbol
Se pasan el balón en el centro del campo. Están todos quietos. Uno trota. Se para. Se vuelven a pasar el balón. Se lo pasan al otro equipo. Siguen paseándose por el centro del campo. Trotan. Uno camina. Se pasan el balón. Otra vez. Y otra. Otra más. Aún se lo pasan otra vez. Siguen. Siguen. La pelota se para. El portero grita algo. Un espectador insulta al árbitro. Los jugadores se pasan el balón en el centro del campo. Otro pase. Otro más. Se la pasan otra vez. Y otra. Una vez más. Pase atrás. Pase al frente. Pase al lado. Pase al otro lado. Pase al mismo lado del principio. Pase largo. Sale fuera. Un espectador le pega a otro. Alguien tira una moneda. Le da al portero, que se cae. Se para el juego veinte minutos. Se reanuda el juego. Se pasan el balón en el centro del campo.

Ciclismo
Están pedaleando. Avanzan todos juntos. Siguen pedaleando. Llevan tres horas así. Ahora hay dos que beben agua. Siguen pedaleando. Pedalean. Ahora hay una cuesta. Pedalean. Pedalean. Y, a ver… Sí, pedalean. Uno se deja llevar sin pedalear. Otro se rasca. Hay dos que hablan de sus cosas. Siguen pedaleando. Ahora cogen una curva. Uno adelanta a otro. El otro adelanta a uno. Pedalean. Sólo faltan dos horas para que acabe la etapa y esto está muy emocionante. Otro bebe agua. Pedalean, pedalean. Pedalean. Y parece que… Efectivamente, siguen pedaleando. Ahora una vista desde el helicóptero. Frase usando la expresión “serpiente multicolor”. Pedalean. Uno come algo, desde aquí no se ve lo que es. Pedalean. Siguen pedaleando. Un poco más. Ni cuesta abajo dejan de pedalear. Bueno, esos de ahí, sí. Uno se ajusta la gorra. Pedalean.

Baloncesto
Diez monstruos de más de dos metros de altura, mandíbula desproporcionada y pelos en los hombros han encontrado una forma de que la gente les admire sin tener que arrancarle la cabeza a nadie.

Maratón urbana
-¿Cuándo les decimos que en metro tardarían veinte minutos en hacer el mismo recorrido?
-Espera, espera, que hace tiempo que no me reía tanto. Mira ese como suda. Apuesto cincuenta euros a que se desmaya en menos de diez minutos.

Fórmula 1
Han dado otra vuelta. Y otra. Parece que uno va a adelantar a otro. No, le está doblando. Ahora sí, el rojo está pegado. Sigue pegado. Está más pegado. Ahora se despega. Otra vuelta más. El rojo sigue pegado. Lo intenta. Sólo ha conseguido despegarse un poco. Sigue pegado. Uno para y cambia las ruedas. Sale. No adelanta a nadie. Uno se sale de la pista, pero no explota ni nada. El rojo sigue pegado. Más pegado. Más. Menos. Se pega mucho. Más. Parece que… No. Sigue pegado. Le va a adel… No. Se pega más. Se despega. Mantiene la pegazón. Se pega más. Un poco más. Menos. Más. Más. Menos. Otra vuelta. Está pegado. Se despega. Se pega más. Menos. Más. Faltan veinte vueltas, así que ya no merece la pena arriesgar y se despega un poco.

Tenis
Uno le da. Ahora le da el otro. Uno le da. Ahora le da el otro. Punto. Uno le da. Ahora le da el otro. Uno le da. Ahora le da el otro. Uno le da. Punto. Uno le da. Ahora le da el otro. Punto. Uno le da. Falta. Uno le da. Ahora le da el otro. Punto. Uno le da. Uno le da. Uno le da. Uno le da. Uno le da. ¡Eh, está haciendo trampas! Ahora le da el otro. Uno le da. Ahora le da el otro. Uno le da. Ahora le da el otro. Punto. Uno le da. Ahora le da el otro. Uno le da. Punto. Uno le da. Ahora le da el otro. Uno le da. Ahora le da el otro. Uno le da. Punto. Uno le da. Falta. Uno le da. Punto.

Atletismo
Corren. Van rápido. Llegan a la meta. Ha ganado el que se ha dopado más. O mejor. Todos morirán antes de cumplir los cincuenta.

 

(Fuente de la imagen).

(Originalmente publicado en La decadencia del ingenio).

El sueldo, esa rémora comunista

nave

Ha llegado el momento de trabajar duro por el país. Pero de verdad. Estamos en crisis y ya no podemos contar con privilegios absurdos y liberticidas como las pensiones, los subsidios de desempleo, las indemnizaciones por despido, el café de media mañana, la educación y la sanidad públicas, el agua corriente, el derecho a huelga, los tratamientos gratuitos contra el cáncer y ya puestos por qué no pedís una manicura, so vagos.

Eso está claro. Y lo sabemos todos. Quien ahora esté sin nada, debería haber ahorrado durante la época de vacas gordas en lugar de comprarse ese horrible abrigo de G-Star Raw, que sólo te gustaba porque tiene el logo de la marca por toda la espalda, so hortera. Ahora, por hortera, no te queda más perspectiva que pegarte un tiro. Ah no, que no puedes pagarte las balas.

Pues mala suerte.

Pringao.

En definitiva, hay que ir más allá. Me refiero a los sueldos. Cobrar por trabajar no es más que un claro atentado a la libertad de los empresarios, que han de poder triunfar adecuadamente con sus ideas astutas, como vender cedés, gracias a la protección del gobierno, cuya función, como gobierno mínimo que debe ser, es garantizar los derechos de las empresas.

Sé que a una minoría estalinista no le gustará esta idea, pero es evidente que cae por su propio peso: la riqueza de un país se asienta justamente en el empresariado, y a éste no se le puede lastrar con la carga de los sueldos, porque si no, el producto interior bruto se quedará estancado y esto sólo se traducirá en más desempleo. Aún.

¿Y quién quiere estar sin trabajo? ¿Aparte de ti, maldito vago?

Sí, soy consciente de que el sistema de cobrar por trabajar tenía sus ventajas, pero está claro que es obsoleto e insostenible, ya que irremediablemente produce paro: los empresarios no se pueden permitir más que un número finito de empleados, no vaya a ser que sus beneficios anuales se reduzcan en algún que otro punto porcentual. En cambio, si el trabajador tiene un coste cero, el empresario puede contratar a infinitos trabajadores, lo cual se traducirá como es natural en una eliminación del desempleo en España.

ES CIENCIA ECONÓMICA, ESTÚPIDO.

Asimismo, al haber una mayor mano de obra, parece más que evidente que se podría terminar con lacras como las horas extras y la saturación de trabajo: cada cual podría hacer sus funciones y volverse a dormir al parque debajo de unos cuantos cartones tras apenas doce o trece horas de trabajo.

No apreciar las bondades de este sistema y los perjuicios que provocan los sueldos es simplemente estar anclado en un pasado izquierdoso que sólo conduce a la ruina y al asesinato de cientos de millones de personas. Ya es hora de aplicar criterios científicos a la economía. Criterios que den resultado y que nos ayuden a mantener un crecimiento económico sostenido y prolongado en el tiempo, gracias a un mercado libre de interferencias, exceptuando aquellas interferencias que favorezcan a la banca. Como es natural.

Es más: hemos venido al mundo a trabajar y esto es lo que sin ningún tipo de dudas nos realiza como personas. Si trabajar es nuestra obligación como seres humanos y además es un placer, no tiene ningún sentido cobrar por hacerlo. Y es que el dinero no tiene nada que ver con el trabajo. Quien quiera ser rico, que haga lo que han hecho siempre los ricos: heredar o robar.

 

(Fuente de la imagen).

(Texto originalmente publicado en La decadencia del ingenio).