La bolsa de Nueva York entra en un bucle

bolsa

La bolsa de Nueva York ha recuperado los niveles del 9 de octubre de 2007. De hecho, cuando uno entra en la bolsa de Nueva York está todavía en 2007. Por ejemplo, George W. Bush todavía es presidente, dado que a Obama aún le quedan unas tres semanas para ganar las elecciones. Y Mariano Rajoy seguiría recibiendo sobres de Bárcenas un año más.

De momento, la policía ha rodeado la zona y no deja entrar a nadie, ya que se conoce el alcance de este efecto y si podría expandirse o no al resto de la ciudad. El bucle temporal es muy brusco: dos operadores de bolsa han salido del edificio, desoyendo las advertencias de la policía, y han envejecido cinco años de golpe. Uno de ellos sólo se volvió algo más arrugado y canoso, además de perder algo de vista en el ojo izquierdo, pero el segundo falleció el 4 de agosto de 2011, de un infarto, antes de poder volver a entrar en el edificio.

Las comunicaciones con el interior son confusas. Los operadores y empleados se hayan algo desorientados y no acaban de comprender qué está pasando. No se trata sólo de que hayan viajado en el tiempo, sino que además no recuerdan nada de lo que ocurrirá entre 2007 y 2012.

De hecho, la mayoría se muestra escéptica y cree que se trata de alguna broma de un canal de televisión, ya que consideran imposible que haya una crisis económica. “Todos los indicadores apuntan a un crecimiento sólido del mercado de valores. La Fed sólo tiene que vigilar la inflación”, afirma uno. “Es cierto que hay signos de debilidad, pero lo peor ha pasado. No irá más allá de una corrección en el mercado inmobiliario”, ha explicado otro. “¿Qué dice de Lehman Brothers? No sólo sus números son más que buenos, sino que además, ese banco es demasiado grande para caer”.

Fuente de la foto.

Anuncios